Hay tecnicas precisas para convencer o desacreditar. Utilizadas inteligentemente pueden crear o evitar guerras, ocultar la quiebra economica, vendernos malo por bueno, establecer modas y convencernos que comer y que no, aunque no tenga que ver con la idea de preservar nuestra salud.

Todo es creado y sostenido para VENDER y no hay moral alguna detras de esto, excepto la que establece la AMBICION DESMEDIDA de los que tienen el poder para hacerlo.

A través del tiempo, los regímenes y sistemas han engañado para subir, crecer, establecerse o evitar ser disueltos.

Así, los medios que difunden lo que el sistema les dicta son OFICIALES, CONFIABLES, REALES, INDISCUTIDOS y AMPLIAMENTE RECOMPENSADOS, mientras que los que evalúan, investigan y tal vez, refutan, son acusados de «conspiranoicos», psicóticos, locos e irresponsables.

Cuando los acontecimientos, finalmente, prueban que el loco tenia razón, ya es tarde, los medios encuentran otra cosa sobre la cual hablar y el error es olvidado, enterrado… ignorado…

«Para que vas a desenterrar cadáveres viejos?… Pues, para demostrar que «ellos» han mentido y siguen haciéndolo, quitarles credibilidad, alertar a la gente que ellos ENGAÑAN.

Podria hablar de la manipulación de la Biblia y la tergiversación de las enseñanzas de Jesucristo, pero voy a ir a lo reciente y concreto, que no hiera las creencias religiosas de nadie.

HUNDIMIENTO DEL TITANIC. Todos sabemos que chocó con un iceberg (algunos dicen que con un torpedo alemán) y que murió la mayor parte de los pasajeros y toda la tripulación

Sin embargo:

Tampoco se habla de quiénes solventaron las campañas politicas de Hittler y Lenin.

Todos sabemos que los nazis tuvieron campos de concentración en los que fueron muertos 6 millones de judios (y otros disidentes), pero nadie habla de la matanza en Rusia de 15 millones de cristianos, ni del «hoyo» de Eisenhower donde murieron 2 millones de prisioneros. No hubo prensa para eso.

Pero si hubo prensa para mostrarnos como, al final de la guerra, los alemanes festejaban la derrota de su pais, junto a los soldados americanos e ingleses «libertadores»:

bien… si tienes algo de «calle» te darás cuenta de inmediato que esto es una escenificacion.

Esto, en cambio, no lo es… asi estaba Berlin al finalizar la guerra:

Tu crees que les quedaba algún deseo de festejar?

Pero quiero pedirte que, además, recuerdes esta imagen de Berlin, para cotejarlas con otras.

Como por ejemplo, con Hiroshima, antes y después de la bomba atómica.

Bagdad, antes y después de la guerra orquestada porque tenían armamento nuclear y biológico los cuales nadie, nunca, encontró.

Beirut, antes y despues….

Libia, antes y después

Siria, antes y hoy…

Nadie, en la historia contemporánea, ha dejado estos vestigios de destrucción y muerte… Sólo las fuerzas «aliadas». Analiza cada una de las causas y todas ellas tendrán que ver con ofensas previas de esos paises, cuando, en verdad se trato de intereses económicos derivados de querer apoderarse de su petróleo o recursos minerales y tomar represalias por querer independizar su moneda de la banca mundial.

Pero nadie habla de eso. Mucha prensa, durante años, para mostrar el ataque del 11 de setiembre, pero ninguna para señalar a los verdaderos responsables y las verdaderas intenciones.

El promotor de todo eso fue el gobierno oculto de la tierra, nada conspiranoico, sino los que son dueños de los bancos y compañías de seguros, que a su vez eligen y dirigen a los gobiernos politicos y religiosos mundiales.

Este gobierno, escondido detras de las falsas «suaves democracias», es en verdad cruel y despotico. No repara en cuantas muertes producirá su desmedida ambición, no ceden ni un palmo a sus objetivos, caiga quien caiga, muera quien muera, sea de la nacionalidad que sea.

Hoy los encontramos en una nueva etapa de su ascenso vertiginioso hacia la oscuridad y la muerte. Ahora el enemigo somos TODOS, el pueblo, los pueblos. La «causa» es un virus que nadie pudo aislar, ni fotografiar, ni cultivar. Una influenza comun que, de pronto, se convirtió en letal y casi incurable.

La magia de la televisión y la prensa, con sus montajes y mensajes de pánico hicieron el resto.

No voy a profundizar en esto también. Ya le he dedicado demasiada energía. Baste decir que es la misma estrategia, las mismas mentiras, sirviendo al demonio de la CODICIA.

Si no puedes verlo por ti mismo, de nada sirve que te siga mostrando pruebas.

Centinela.

ADENDA 1

Lei por ahi sobre la vacuna ahora autorizada por la FDA, lo que implicaría una mayor confianza para los americanos.

La misma FDA que aprueba:

  • Alimentos que producen y empeoran la diabetes y el sobrepeso.
  • Azucar a raudales en todos los alimentos y bebidas para niños.
  • Solo una advertencia en la cajetilla de cigarrillos para la enfermedad mas mortal.
  • Medicinas que no curan.

Ahora para comprar algo tenes que leer los componentes escritos en las cajas en letras de contrato y SABER que cosa es cada cosa y como afecta tu organismo.

Lo que parece que no entendemos es que todo se trata de consumo, dinero y codicia, no de proteger la salud de nadie. El que en estos tiempos deposita su seguridad y salud en los consejos oficiales es porque ha vivido en vano, completamente desatento.