Armagedon (Segunda Parte)

A esta altura de los acontecimientos nuestro Genesis terrestre estaba establecido en cuatro reinos celestiales y grandes extensiones de tierras silvestres ocupadas por ocultos proscriptos, algunos descendientes de la cruza maldita entre humanos y Nephillim y otros humanos puros.

La llegada de nuevos visitantes pudo ser motivada por la curiosidad, como ellos alegaron, pero seguramente se debió en gran parte a un hecho que ocultamos cuidadosamente de todos nuestros congeneres y por supuesto, de los humanos.

Ya que este experimento era nuevo, ignorabamos algunas cosas, como la memoria recesiva del ADN, lo cual implica que, aun modificado, tiende a regresar a su estado primigenio.

Esto pudo haber producido que los humanos comenzaran a desarrollar su genetica, aun cuando la evolucion no existe en el planeta, si existe la adaptacion y las cualidades esenciales del ADN que responden a leyes universales que estan por encima de nuestra ciencia.

Pero lo que ocultamos fue que no era verdad que insuflaramos vida a los clones humanos con parte de nuestra propia energia almica. Esto hubiera sido extenuante para nosotros. Lo que realmente hicimos fue emboscar a espiritus increados que vagaban libres por el universo y encapsularlos en envoltorios almicos, usando su propia energia, la cual paso a alimentar a los sujetos de nuestra creaccion.

Casi seguramente esto llamo la atencion de sus familias estelares que acudieron a su rescate. Muchos de ellos fueron presa de nuestra trampa para espiritus, pero otros lograron escapar. Como fuera, el impulso libertario de los nuevos espiritus encarnados comenzo a formar parte de la humanidad libre, algunos dirigidos por lideres como Lucifer y Prometeo comenzaron una batalla infinita contra nuestro plan.

La paz habia terminado en la Tierra y los cuatro reinos celestiales deberian buscar una manera inteligente de sobrevivir.

Los reinos celestiales y sus emperadores fueron establecidos en lo que hoy es Centro America, China, Europa Central y Africa del Norte.

Con el tiempo edificamos la gran capital del comercio y la ciencia en un continente ubicado en el actual Oceano Atlantico. Una replica fue construida en el Mar Meditarraneo, muchos años despues. Ambas fueron bautizadas como Atlantida.

Mientras, la mayoria de los humanos vivian en las cuadras, al pie de nuestras grandes ciudades, sirviendo en la construccion de los grandes imperios que hoy conoceis como el Maya, Inca, Egipcio, Chino y Romano (edificado mas tarde como adalid de nuestra cultura), otros se aventuraron en grupos que parecen haber sido favorecidos por aportes geneticos de otras razas estelares, tales como celtas, germanos, nordicos, nativos americanos, mongoles y en general los hombres libres de todas las tierras.

El humano original fue desapareciendo, superado por las nuevas razas de hombres mas avanzados y capaces.

Pronto su desarrollo mental y espiritual nos obligo a la ideacion de un plan para lograr el control absoluto de nuestra creacio, el plan se llamó: Har-Magedon, Monte Megido, el lugar donde sera la batalla final entre el bien y el mal.

En que se basaba este plan. En primer lugar habia que quitar del foco de los humanos que nosotros eramos su enemigo. Era necesario que nos reconocieran como lo que somos: sus creadores. Pero para que la figura de la creacion fuera mas fuerte, el Dios deberia ser uno, asi que establecimos un plan para la aparicion de cultos a un dios unico. Sin embargo, para mantener la division entre los hombres, le dimos a ese Dios diferentes nombres y diferentes cultos, e hicimos que pelearan entre si.

Los humanos leales fueron colocados como gobierno de toda la humanidad, de ellos dependerian los gobernantes visibles, aparentemente elegidos por el pueblo. Nosotros dirigiriamos a todos a través de ellos, para eso establecimos las llamadas “ideologias politicas” y partidos, los cuales, conjugados con las religiones, compondrian el elemento de distracción y la justificación para guerras continuas. Nosotros dirigiamos a todos, de manera que toda guerra era ganada por nosotros y perdida por los humanos.

Al mismo tiempo, fuimos dando forma a varios sistemas de información que tendrian la tarea de llevar a los humanos lo que nosotros quisieramos que sepan o crean saber y a cambiar la realidad de los hechos y los momentos en el espacio y el tiempo en que ocurrían de tal forma que todo su pasado quedaria enterrado en la confusion, evitando asi que atesoraran experiencia liberadora.

Esto era casi perfecto, de no ser por varios elementos que se nos escaparon de las manos:

La polución en el aire puede estar relacionada al cáncer de boca - Salud -  ELTIEMPO.COM

El primero fue la avaricia de nuestros colaboradores humanos, que los llevó a explotar el planeta hasta peligrosos limites. Esto despertó la atención de nuestros aliados estelares que habian construido este jardin y ahora lo veian peligrar. Su reclamo exigia el exterminio de la mayoria de los humanos para lograr un equilibrio.

Tampoco podiamos decirles a estos socios que la culpa no era toda humana, ya que en verdad no nos interesaba demasiado el planeta si no producia lo que queriamos y que la incomodidad de la polucion y la falsa creencia de sobrepoblacion eran parte de nuestra estrategia de dominación basada en la creación de problemas insolubles para ellos que los mantuvieran en constante estado de temor.

Parte de esa estrategia de terror era la proliferación de enfermedades y sus curas costosisimas que en verdad no curaban y acortaban sus tiempos de vida. Logramos asi que de los seiscientos años iniciales, se conformaran con setenta u ochenta de los cuales tomabamos sus periodos de mayor productividad y luego los descartabamos con promesas de retiros cuyos recursos nosotros misos consumiamos.

Sistemas de asistencia en salud defectuosos, educación limitada y basada en conceptos erroneos, pautas culturales obsesivas tales como una musica cada vez mas alienante y conductora a estados bajos de vida, fue toda nuestra accion para estos tiempos en que debimos enfrentarnos a los problemas que mencione mas arriba:

La caracteristica recesiva del ADN que hace que los humanos “perciban” su origen estelar.

La inclusion de elementos extraterrestres que vienen a rescatar a sus familias.

Todo hace pensar que el recurso final, la gran batalla entre el bien y el mal, tendra que llevarse a cabo para justificar la muerte de millones de humanos que lucharan para uno y otro bando, ignorando que ambos bandos son liderados por:

NOSOTROS.