Si quisieras mantener a alguien prisionero en una habitación, para extraer de él sus energías y alimentarte de sus emociones bajas, lo pondrias a vivir en un ciclo interminable de experiencias repetidas y faltas de imaginación, haciendo que su cuerpo se descomponga lentamente hasta su muerte, borrando luego su memoria y poniendolo en un nuevo cuerpo desvalido, donde las misma chatas experiencias aseguren su mediocridad. Para motivar sus emociones en tan monotono escenario, lo asustarias con enfermedades, guerras, crimenes, mutilaciones, pobreza y sueños rotos.

Claro que para hacer algo así deberias ser tan cruel como un psicopata y tan poderoso como un Dios.

ciclodevida-380x380

signature