No es que las cosas están mal. Según parece, hicimos todo mal desde el comienzo, desde aceptar como dioses a seres de otra dimensión, hasta aprender de ellos la agricultura y la ganadería.

wolf

Jamás tuvimos oportunidad de ser uno con el entorno natural, esta posibilidad fue cortada cuando los atlantes mataron al último lemur… de allí en más, no supimos aprender de Africa… nos lanzamos a la conquista de la naturaleza, a su explotacion y consumo, sin darnos cuenta que al comernos su carne y bebernos su sangre, eran nuestra carne y nuestra sangre…

Después quisieron conquistarnos con la magia, el poder y la ciencia… y como títeres idiotas aceptamos rendir culto a los hierofantes y faraones, a los mesías e iniciados, a los santos y los gurúes, a los físicos e ingenieros…

Y nuestra alma se fue achicando y alejándose cada día más de su barca, la única y verdadera barca que nos llevaría “a la otra orilla”.

No nos equivocamos en el siglo pasado, ni ayer… esto viene de muy lejos y se ha desarrollado y convertido en una carga, porque ya no podemos simplemente acampar a la orilla de un rio y quedarnos alli a vivir.

El lobo solitario que hay dentro de mí aúlla, llora por los bosques y la libertad perdida; mientras el gobernador analiza un nuevo impuesto. Mis dientes de fiera silvestre quieren desgarrar su cuello, pero mi parte civilizada no podria resistir la prisión. No es mi moral lo que me detiene, sino el miedo.

He estado cerca de los centros de poder, almorzado con el presidente y compartido dias, comidas y charlas con generales. ¿Y sabes que se siente?… Nada… todo esta vacío… solo la barca y el bosque valen la pena.

Un día hallé al amor de mi vida, retozamos juntos en el prado, hicimos el amor mil veces, reímos y lloramos, hasta que, otro día, todo se volvio monótono y aburrido y ella ya no quiso oir a su maestro, ni tener sexo con el mejor amante de su vida… y el lobo aulló, por soledad y por no comprender… aunque la barca y el bosque seguían alli.

No, no creas que sólo tengo quejas. Yo creía en el mundo, en el futuro. Tuve maestros y gurúes, iniciaciones y grados, hable frente a la muchedumbre, escribí libros… y he visto mucho… tal vez demasiado…

Todo lo que está aquí, en este mundo, es una gran atadura. Lo es tu mujer, tus hijos, la casa, el automóvil, el trabajo, la logia, el club y hasta tu madre… primera atadura de todas…

Estan puestos para que sufras y el dolor te haga doblar la espalda, hasta que no puedas enderezarla y te cataloguen como “viejo”. Es así de sencillo.

Ellos se ocupan de darte un nombre y un numero, para que, de alli en mas, no puedas escapar. Y por si acaso, el sacerdote de la religión de tus padres se hará cargo de sellar tu pineal para que no puedas ver nada más que lo permitido.

Y está listo el lobezno… convertido ya en lanuda oveja…

Quisiera subirme a la barca, pero no puedo encontrarla, lo que tengo es un gran cuerpo de dolor, ellos han ganado, no puedo negarlo.

O… tal vez no…tatoo

signature