Merkaba001La humanidad ha adorado, por largo tiempo, a seres superiores que, según creía, los favorecía.

Ya se trate de dioses olímpicos, celtas, egipcios, ángeles, elohim o alguno de los dioses centrales como Yaveh,  Alah o Brahma, toda nuestra energía religiosa se volco hacia ellos… Pero no siempre fue así…

Considerando que el hombre humano completo es el centro, la fuente de su universo septenario, la inclusion de dioses a su cultura ha sido reciente, en cierta forma.

Veamos de qué estamos hablando.

Los dioses (incluyendo los que se auto-denominan “dios unico”) son egos multidimensionales dominadores de espacios matriciales, son personas como nosotros con conciencia más amplia.

El universo entero es un gran espacio matricial que responde a la provision de una FUENTE ORIGINAL. Esta misma fuente se repite en fuentes individuales que, a su vez, generan sus propios universos y “ocupan” sus espacios matriciales.

El problema con estos llamados “dioses” es que han ocupado sus espacios y los nuestros, dominándolos, haciéndonos creer que somos “su” creación.

Los espacios matriciales se comparten de todas maneras, pues todo en el universo esta conectado y asi como en el plano material respiramos el mismo aire y recibimos la misma “luz” del Sol; de igual manera, en el universo real compartirmos energías que nos unen en motivo e información.

Para hacerlo más claro, pensemos en una casa habitada por una familia. Cada uno ocupa una habitacion y todos comparten áras comunes como baños cocina y sala de estar. Aunque haya diferencia de roles en cada integrante de la familia, los espacios se mantienen más o menos individuales. Pero he aqui que uno de los integrantes convence a los otros de que es superior a ellos y debe ser adorado. A partir de alli comienza a ocupar toda la casa, sin respetar los espacios individuales de los otros. Así, decora todos los cuartos a su gusto y duerme caprichosamente en el que se le da la gana, obligando a los demás a vivir una existencia miserable.

Los cuartos son los espacios matriciales y el familiar abusivo es el dios que se dice dueño de todos los espacios, condenando a la humanidad a una existencia de esclavitud y sufrimiento.

En esta situación, la entidad individual pierde todo su poder y traslada esta necesidad a ejercer poder sobre el resto de la familia, compitiendo con ellos, y a adquirir objetos para su cuarto, objetos que el autoritario le permite tener, pero de manera transitoria.

Siendo así nos encontramos en la situación de un sujeto (dios) que acapara (ilusoriamente) todos los espacios matriciales, mientras que sus verdaderos dueños pelean entre si, o hacen demostraciones de poder para ocupar espacio “de los otros”.

Para ganar espacio se recurre a subterfugios ilusorios: poder, riqueza, demostraciones de lujo, de manera que los individuos menores estarán todo el tiempo concentrados en obtener estas cosas ilusorias, en la creencia inconciente de que esto les dará el espacio matricial que le han quitado.

Otros, entretanto, querrán obtener ese espacio tratando de congraciarse con el dios, de manera que éste les deje compartir su “gran espacio” (robado a todos los seres), en algun momento de su existencia.

Pero, de pronto, uno de los integrantes de la familia comienza a darse cuenta de la trampa y de que el sujeto abusador (dios) ni siquiera esta ocupando los cuartos y que la unica realidad es la mala vida que se estan dando todos entre sí por competir.

Entonces rompe con el arquetipo y comienza a adquirir objetos que los otros desean para regalárselos. Y basa su felicidad en regalarles estos objetos.

Sin querer, ha comenzado a desarrollar CONSIDERACION HACIA LOS DEMAS y, al hacerlo, genera un equilibrio inestable y temporario en base a su propia conciencia.

Sin embargo, la armonia no va a durar de esa forma. El individuo conciente sera “vaciado” de energía pues sus familiares le exigirán cad vez más para satisfacer sus necesidades y, al mismo tiempo, estarán agradeciendo al “dios” todo lo que reciben “a través” del individuo de la familia que está despertando.

En determinado momento el casi despierto, despertará totalmente y se dará cuenta que la unica forma de lograr felicidad y armonía es que todos sepan la verdad. Y esta es que el dios no es más que un abusador e impostor que se ha apropiado del espacio de cada uno y que no necesitamos objetos para adornar ese espacio, sino que necesitamos apropiarnos de lo que es originalmente nuestro: el espacio matricial.

Algunos de los miembros de la familia lo llamarán hereje por blasfemar contra el dios, otros le dirán ateo por no creer en ningún dios… como sea estará condenado a la soledad y la tristeza hasta que se reuna con personas con él y ACCIONEN para despertar a los demas.

signature

Fragmento de DESPERTE UNA MAÑANA Y YA NO ERA YO de Juan Laborde La Croce

Ref,: COSMOGENESIS DE LA CREACION  de Morféo de Gea, EdIt. DDLA

http://detrasdeloaparente.blogspot.com.ar/p/biblioteca-detras-de-lo-aparente.html